Obligaciones. La Extinción de las,


Anuncios

Debemos entender que además del pago o cumplimiento de diversas prestaciones, hay otras causas por las que se extinguen las obligaciones a las que nos sometemos en un contrato. Primero que nada ¿Qué es una obligación?, el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice que obligación es aquello que alguien está obligado a hacer.

Ahora bien, bajo el rubro NATURALEZA DE LA OBLIGACIÓN, la extinta tercera sala de la SCJN (Suprema Corte de Justicia de la Nación) avaló la siguiente definición para la obligación, la cual textualmente cito:OBLIGACION, NATURALEZA DE LA. La obligación es un vínculo jurídico que nos constituye en la necesidad de dar, hacer o prestar alguna cosa, por lo que cada obligación supone: a) un lazo jurídico que liga necesariamente al deudor con el acreedor, y del que se deriva el derecho que éste tiene, para exigir que aquél dé, haga o preste, y el deber jurídico correspondiente al deudor, de dar, hacer o prestar, y b) un hecho reductible a valor pecuniario, que es el objeto o fin del lazo jurídico.”

Entrando en materia, la extinción de la obligaciones es un estudio que se da con independencia del cumplimiento de las mismas, es decir, que aún cuando el objeto de la obligación o interés del acreedor haya de quedar satisfecho, la doctrina se enfoca en la alteración del vinculo obligatorio, desde un punto de vista objetivo: es decir, cuando una obligación establecida en un contrato, cambia alguno de sus elementos de esencia y que la constituyen, ya sean los sujetos o uno de ellos, o el objeto de la obligación, y que esto de origen a la extinción de la acción jurídica existente hasta el momento en que se dio el cambio.

Para explicar lo anterior, voy a dar un ejemplo bastante burdo pero creo comprensible… Supongamos que un par de niños (las partes de un contrato) se inventan un juego para jugar, valga la redundancia, y que ese juego contiene una serie de reglas (las obligaciones) a seguir para jugar. Pasado el tiempo ambos se dan cuenta que las reglas del juego nos les gustaron  o no les favorecen y de común acuerdo deciden cambiarlas o alterarlas (extinción de la obligación). Al paso de otro rato, uno de los niños se da cuenta que las nuevas reglas no le favorecen o no le gustaron y decide ir a acusar al otro niño con su mamá (el órgano jurisdiccional), esta a su vez le dice NO HA LUGAR a su queja (la acción) dado que el estuvo de acuerdo en cambiar las reglas del juego en un principio.

Bueno, dije que iba a ser bastante burdo pero me parece que se entendió :), obviamente la doctrina abunda el estudio con más precisión que lo anterior, pero para efectos del presente texto no abordaré con más detalle en ello. Por lo que solo me queda atender qué otras causas para extinguir las obligaciones existen y que sean distintas del pago de la prestación debida.

LA NOVACIÓN:  Es la sustitución de una obligación por otra, extinguiéndose la primera y creando una obligación nueva que difiere sustancialmente de aquélla. Para que haya novación se requiere lo siguiente:

a) la existencia de una obligación válida;

b) la creación de una nueva obligació;

c) la diferencia entre ambas obligaciones y;

d) la voluntad de las partes.

LA DELEGACIÓN: hay delegación, siempre que una persona presentada por otra se obliga con una tercera a pagar la deuda. Siendo 3 individuos los que participan en una delegación:

a) el delegante;

b) el delegado y;

c) el delegatario.

LA COMPENSACIÓN: se produce cuando existe entre dos personas recíprocamente, la calidad de deudor y acreedor, siempre que se trate de créditos validos y exigibles y cuando la prestación consista en bienes fungibles. El efecto de la compensación es extinguir ambas deudas entre las que existe reciprocidad hasta la cantidad que importa la deuda anterior, esto último quiere decir que, por ejemplo supongamos fulanito le debe a perenganito 60 pesos, y este a su vez le debe a fulanito la cantidad de 50 pesos, ambos son deudores y acreedores a la vez. En este caso la compensación extingue la deuda que es equitativa en razón de la cantidad menor, o sea la de 50 pesos, dejando a salvo el derecho de perenganito, de hacer exigible los 10 pesos restantes de la operación.

LA CONFUSIÓN:  se reúnen las cualidades de deudor y acreedor en una sola persona, la obligación se extingue por falta de uno de los elementos subjetivos de la obligación, acreedor y deudor, puesto que subsiste únicamente uno de ellos. La confusión hace posible lógicamente el ejercicio de  los derechos del acreedor contra deudor ya que no se concibe que el acreedor pueda ejercer tales derechos contra sí mismo.

LA REMISIÓN DE LA DEUDA: se extingue la relación jurídica obligacional, en virtud del perdón o renuncia de la deuda que haga el acreedor en favor del deudor.

LA PRESCRIPCIÓN: Por su propia naturaleza la relación jurídica se extingue o desaparece por el transcurso del plazo fijado por la ley, que es lo que se denomina prescripción negativa.

LA CADUCIDAD:  Independientemente del vencimiento del plazo correspondiente, señalado por la ley, para que tenga efecto la prescripción, debe distinguirse de la caducidad. La primera, es decir, la caducidad está establecida por la ley y opera por el transcurso de los diversos plazos que la norma jurídica señala, según la naturaleza de la obligación.

En virtud de los dos conceptos anteriores y para su puntal entendimiento, dejo el siguiente criterio jurisprudencial, del que se desprende diferencias entre CADUCIDAD Y PRESCRIPCIÓN.

CADUCIDAD Y PRESCRIPCIÓN. DIFERENCIAS.
Aunque ambas instituciones o figuras jurídicas constituyen formas de extinción de derechos, que descansan en el transcurso del tiempo, existen diferencias que las distinguen; la prescripción supone un hecho negativo, una simple abstención que en el caso de las acciones consiste en no ejercitarlas, pero para que pueda declararse requiere que la haga valer en juicio a quien la misma aproveche, mientras que la caducidad supone un hecho positivo para que no se pierda la acción, de donde se deduce que la no caducidad es una condición sine qua non para este ejercicio; para que la caducidad no se realice deben ejercitarse los actos que al respecto indique la ley dentro del plazo fijado imperativamente por la misma. Ello explica la razón por la que la prescripción es considerada como una típica excepción; y la caducidad, cuando se hace valer, como una inconfundible defensa; la primera, merced al tiempo transcurrido que señale la ley y la voluntad de que se declare, expresada ante los tribunales, por la parte en cuyo favor corre, destruye la acción; mientras que la segunda (caducidad), sólo requiere la inacción del interesado, para que los juzgadores la declaren oficiosamente; no hay propiamente una destrucción de la acción, sino la falta de un requisito o presupuesto necesario para su ejercicio.

LA DACIÓN EN PAGO: hay dación en pago como causa extintiva de la obligación, cuando el acreedor conviene con el deudor en dar por cumplida la obligación, con una prestación distinta a la convenida o establecida por las partes.

Para quien sea que haya tenido acceso a este texto, es un gusto para mi compartirlo y que pueda ser de utilidad, en caso contrario házmelo saber con algún comentario o pregunta. SALUDOS.

FUENTE: Teoría de las obligaciones, IGNACIO GALINDO GARFIAS. Editorial PORRÚA. Como comentario respecto de esta obra, es un excelente libro en materia de obligaciones, el cual puede ser de gran utilidad tanto para estudiantes, como abogados de la materia. Contiene resúmenes de cada tema y un cuestionario del mismo. Lo recomiendo ampliamente.

Anuncios

Sígueme en mis redes…


Anuncios

3 comentarios sobre “Obligaciones. La Extinción de las,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s