6 Diferencias entre PRESCRIPCIÓN y CADUCIDAD.


Anuncios

Para entrar en el entendimiento de este tema, es relevante saber que para ejercer diversos derechos en el sistema jurídico, las personas deben tener en cuenta que las leyes prevén lapsos de tiempo, que son previamente establecidos, para accionarlos.

En ese entendido, la Prescripción y la Caducidad, existen con el objeto de extinguir tales derechos mediante su invocación, ya sea por la parte que le aproveche o por el órgano jurisdiccional; sin embargo, aunque ambas figuras jurídicas descansan por el simple transcurso del tiempo, estas tienen diferencias puntuales que les distinguen, aquí te dejo 6 de ellas:

1.- La prescripción supone un hecho negativo, una simple abstención que en el caso de las acciones consiste en no ejercitarlas, pero para que pueda declararse requiere que la haga valer en juicio a quien la misma aproveche. (Hecho Negativo, es aquel consiste en la falta de un acontecimiento, en una omisión) Por ejemplo, cuando eres el tenedor de un pagaré, si no ejercitas la acción antes de que se cumplan 3 años de su suscripción, la acción cambiaría será inoperante, puesto que esta prescribió por la omisión de la presentación de la demanda;

2.- La caducidad supone un hecho positivo para que no se pierda la acción, de donde se deduce que la no caducidad es una condición sine qua non para este ejercicio; para que la caducidad no se realice deben ejercitarse los actos que al respecto indique la ley dentro del plazo fijado imperativamente por la misma. (Hecho positivo, es aquel que consiste en un acontecimiento) Por ejemplo, en un juicio, el tribunal, de oficio decretará como operante la caducidad de la instancia,  en virtud de la parte que por falta de interés jurídico no impulso el procedimiento (mediante hechos positivos), de acuerdo a los plazos establecidos por la ley;

3.- La Prescripción es considerada como una típica excepción;

4.- La Caducidad, cuando se hace valer, es una inconfundible defensa;

5.- La Prescripción, queda a merced del tiempo transcurrido que señale la ley y la voluntad de que se declare, expresada ante los tribunales, por la parte en cuyo favor corre, y en consecuencia esta destruye la acción;

6.- La Caducidad, sólo requiere la inacción del interesado, para que los juzgadores la declaren oficiosamente; no hay propiamente una destrucción de la acción, sino la falta de un requisito o presupuesto necesario para su ejercicio.

En caso de existir alguna duda, puedes dejar tu comentario y con gusto lo discutiremos, si tienes algún otro tema de tu interés hazlo saber mediante un correo en el formulario de contacto CONTACTO de la página. Únete a mis redes sociales, constantemente subo contenido parecido a este. SALUDOS….

También te recomiendo el tema 5 diferencias entre Aval y Fiador.

Lic. Marco Sáchez.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s