El Proceso de Cristo. Ignacio Burgoa.


#LiteraturaJurídica

El Proceso de Cristo. Ignacio Burgoa Orihuela.

Sé que ya pasó la Semana Santa, y no, no compré este libro por estar “en onda” con tales fechas; en realidad, paseándome por los pasillos de una sucursal de Porrúa, en la sección de Derecho, me llamó muchísimo la portada de un pequeño libro, cuya imagen me atrajo, pues se aprecia lo que parece ser un vitral de alguna catedral con una imagen de la cruz y con el título “El Proceso de Cristo”.

Me interesó, primeramente, por ser cristiano, y segundo, por ser abogado. Lo primero, porque al ser creyente me interesa todo lo que tenga que ver con el Hijo de Dios, en tanto, lo segundo, motivo por el cual creo que lo compré, fue porque, reiterando, siendo creyente, en numerosas ocasiones he leído los pasajes de los evangelios con la vida, obra, muerte y resurrección del Salvador, sin embargo, no desde el punto de vista jurídico (lo que nos presume esta obra), con relación al juicio político-religioso de Jesús; desde su arresto, lo que pudo ser su defensa, hasta su muerte y las consecuencias jurídicas que la misma provocó.

Esta lectura, ilustra de manera breve, a través de un ínfimo recorrido por el Derecho Hebrero, así como el Derecho Romano el proceso que llevó a Jesús, el Hijo de Dios, a la muerte de cruz, por conducto del Gobernador de Judea, Poncio Pilatos, quien fue persuadido y presionado por el pueblo judío para ejecutar la citada sentencia.

Tal como lo dije un par de párrafos atrás, lo que más me llamó la atención de esta pequeña monografía, es que, después de haber leído Mateo, Marcos, Lucas y Juan, en ningún momento observé con detenimiento que en el “juicio” del Mesías, hubo incontables violaciones al proceso; entre los cuales desfilan tales como violación al principio de libertad defensiva, violación a la rendición de pruebas y análisis riguroso de los testigos, pues la acusación se fundó en testigos falsos, entre otras cosas más.


en ningún momento observé con detenimiento que en el “juicio” del Mesías, hubo incontables violaciones al proceso…

El libro es muy corto en sí, pero entre sus páginas el autor nos comparte una escena utópica de la defensa de Jesús ante el tribunal del Sanedrín, a cargo de Nicodemo, maestro de Israel, quien con un excelentísimo alegato, defiende al Hijo de Dios de los delitos que le imputaron los judíos. Aunque tal escenario no ocurrió, me gusto tanto, que sin duda, en la próxima ocasión en que me toque contestar alguna demanda o formular alegatos o a hacer la relación de agravios en una demanda de amparo, seguro regresaré a tomar ideas de dicha defensa que tuve el gusto de leer. No sé si estoy exagerando o solo es que, el discurso ilusorio que expuse en lineas anteriores, me emocionó de tal modo que me motiva a prepararme para formular razonamientos de ese nivel. ¿Tú que me lees, que tan bueno eres formulando alegatos?

El Proceso de Cristo, de Ignacio Burgoa Orihuela, aunque es un libro breve, sin embargo, es muy interesante; nos hace visualizar desde un punto de vista meramente jurídico el proceso más controversial de la historia, el cual, seas creyente o no, es digno de analizar.

¿Recomendable?

Si, encontrarás este texto algo que te dará de qué hablar en la comida de esta semana Santa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s