Diferencia entre Hechos, Actos y Negocios Jurídicos.


Anuncios

Nuestra vida cotidiana nos revela que existen diferentes tipos de hechos, por ejemplo, están los hechos comunes y corrientes, tal como lo es: lavarse los dientes, regar el jardín, jugar a la play… bien, estas son diversas actividades mediante las que ejercemos nuestra voluntad sin que produzcan consecuencias jurídicas.

Los Hechos Jurídicos son aquellos acontecimientos de la naturaleza o del hombre que son susceptibles de crear consecuencias jurídicas.

Ahora bien, estos se clasifican en voluntarios y no voluntarios, los voluntarios son propiamente conocidos como Actos Jurídicos. Ello es así debido a que, tal como precisamente se clasificó, únicamente es necesaria la manifestación de la voluntad del sujeto, en los actos que producirán efectos de derecho, ya sean lícitos o ilícitos.

Finalmente, los Negocios Jurídicos, tal cual como los actos jurídicos, son aquellos acontecimientos en los que el sujeto mediante la declaración unilateral de su voluntad desea que se produzcan las consecuencias jurídicas que el derecho atribuye al negocio por él realizado. Un ejemplo puntual sería: el contrato; en este, las partes, mediante el ejercicio de su voluntad, buscan conseguir que las consecuencias jurídicas se adecuen lícitamente al negocio objeto del contrato.

Supongamos que no me entendiste, digo, supongamos, porque creo que lo explique bien, si no, después de este párrafo adjunto un video en Full Hd 4k, en el cual, una sombra con corbata azul, nos ilustra, mejor que yo, de manera breve y puntual lo que quise decir.

Concluyo con la siguiente afirmación: “Hemos pensado que para distinguir pulcramente entre hechos, actos y negocios jurídicos no hay sino que tomar en cuenta la intervención de la voluntad -presencia o ausencia de ella- en estos dos momentos: a) en la realización del acontecimiento que el hecho, el acto o el negocio pueda consistir; b) en la producción de las consecuencias jurídicas” Ortiz Urquidi Raúl, Derecho Civil, parte general, Ed. Porrúa, 1977, número 199, pág. 239.


Anuncios

¿Las dudas no sirven para nada? ¡Aprovecha! la primera clase es sin costo. Para más info. ¡Clic aquí!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s