Testamento Digital.


#TemaDelMes: Las Nuevas Tecnologías y el Derecho.

Te has preguntado ¿Qué es lo que le sucede a tu cuenta de Facebook, después de que mueres? No sé tú, pero yo soy de las personas que les encanta pensar que pasaría si me muero mañana. No tengo deseos de morirme, pero es importante pensar en lo que haremos con nuestros tiliches una vez que nos toque dar cuentas al Creador, sobre todo sí tienes bienes y personas que dependan de ti. Por sí no lo sabias, el día que partamos de este mundo cruel, nada nos llevaremos. Ni siquiera la cuenta de facebook o instagram. No obstante, ¿qué podemos hacer con el patrimonio digital que, hoy en día, va adquiriendo tanta importancia como los bienes materiales? Aquí te doy un norte.

Anuncios

En la actualidad, las redes sociales, aplicaciones y demás herramientas electrónicas se han convertido en parte de nuestro día a día. Es natural que, con la entrada de nuevas tecnologías, la sociedad y sus costumbres cambien. El derecho forzosamente cambia, es una ciencia social que constantemente se encuentra transformándose. Nuestra sociedad no es la misma si miramos atrás 10 años, su esfera jurídica tampoco lo es.

Desde mi punto de vista, la tecnología ha avanzado a pasos muy grandes, lo que deja lagunas legales importantes en materia de tecnología , es decir, que no existe legislación actual que regule, por ejemplo, la herencia de nuestros bienes tecnológicos. El patrimonio tecnológico puede ser nuestro perfil en Facebook, los videos en Youtube, las selfies de Instagram, la música adquirida a través Apple Music, libros digitales, cuentas de correo electrónico etc… En esencia no es un patrimonio tangible, no obstante, eso no quiere decir que no tenga efectos jurídicos, tampoco quiere decir que no tenga valor monetario. Luego entonces:

Anuncios

¿Que le pasará a mi cuenta de Facebook, Instagram, Twitter, Google y demás, sí fallezco?

Algunas de las plataformas digitales otorgan diversas soluciones relacionadas a las personas que fallecen y eran usuarios de Google, Facebook, Twitter, entre otros.

Google, por ejemplo: sí tienes una cuenta de correo de Google (Gmail), a través de la administrador de las cuentas inactivas, la plataforma te da la opción de desactivar la cuenta después de cierto tiempo de que la misma se encuentre inactiva; de manera automática te enviará un correo, tanto a la cuenta Gmail, como a la cuenta de correo que hayas elegido para su respaldo. La segunda opción es que puedes elegir quien tenga acceso a tu cuenta de Google, la plataforma te requerirá una cuenta de correo de la o las personas que podrán tener acceso, en caso de que tu cuenta se encuentre inactiva después de cierto tiempo. En lo personal, me pareció una excelente opción. Es parecido a cuando eliges un beneficiario al hacer la contratación de un seguro de vida.

Inténtalo campeon(a), dale clic a la imagen.

Facebook, por su parte, otorga a sus usuarios soluciones parecidas a Google. La gran diferencia con Google es que en lugar de dar de baja al usuario, cuando denunciamos el fallecimiento de algún amigo a Facebook, este se encarga de convertir su perfil en una cuenta conmemorativa. En Facebook, también puedes designar lo que ellos denominan como “contacto de legado”, quien tendrá acceso a solo unas cuantas funciones relacionadas con tu perfil (haz clic, en “contacto de legado” sí gustas ver cuales funciones tiene).

Ejemplo de Perfil conmemorativo.

En Twitter es un poco más restrictivo, pues de acuerdo a dicha red social, solo permite solicitar la eliminación de la cuenta o en el caso de que exista, únicamente podrá tener acceso a la cuenta aquella persona autorizada en representación de su patrimonio. Lo anterior, de acuerdo a los estatutos establecidos por dicha red social.

En particular, me llamo muchisímo la atención la solución de Twitter (hasta se los he marcado con negritas), pues de los 3 ejemplos que di, es la opción más apegada a derecho, ya que especifica que sólo la persona que tenga encargado legal de los bienes del difunto podrá tener acceso a la cuenta.

No me voy a adentrar mucho al tema pero ¿Qué nos quiere decir? simple, la persona que representa nuestro patrimonio después de haber muerto, es aquel que por testamento o a través de autoridad competente adquiere el caracter de dicho nombramiento. Ha dicho carácter se le conoce como albacea, en tanto no se haga la repartición de bienes, es quien funge como representante de toda la masa hereditaria (todos los bienes del difunto), incluyendo en el caso en concreto: la cuenta de Twitter.

Cláusula Especial

Certísimo es que no existe aun, una legislación que tutele la sucesión tecnológica, por ello, considero viable para heredar nuestro patrimonio tecnológico el es ser especifico al momento de realizar un testamento ante el Notario, es decir, basta con incluir una cláusula especial a modo de “Testamento Digital” que precise:

  1. Identificación de las personas autorizadas para que se les facilite contraseñas necesarias a fin de acceder a nuestra información o documentos virtuales y, en general, para gestionar nuestro patrimonio digital.
  2. Indicaciones sobre el destino que queremos dar a ese patrimonio digital: si queremos que sea eliminado o bien cualquier otra gestión concreta.
  3.  Inventario de nuestro patrimonio digital: cuentas de correo electrónico, perfiles de redes sociales, archivos de música, películas, fotografías, eBooks etc…

Fuentes:

2 comentarios sobre “Testamento Digital.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s