Cuatro consejos prácticos de qué no se debe hacer en un Arrendamiento. (Arrendador) | M. A. Sánchez


Anteriormente, compartí cuales son los requisitos que debe contener un contrato de arrendamiento para elaborarlo correctamente, o, por lo menos, para elaborarlo conforme a la ley. Por ello, en esta ocasión me pareció grato darle continuidad al tema. 

Por lo tanto, te comparto unos breves consejos sobre qué NO hacer al momento de celebrar un contrato para arrendar un inmueble.

El “contrato” de palabra. 

Nunca deja de sorprenderme cuando escucho a alguna persona preguntar como cobrar un adeudo (sea cual sea el tipo del adeudo, sea cual sea la cantidad) sin siquiera haberle hecho firmar un documento. Si vas a arrendar un inmueble esencial que haya un documento firmado, que por muy sencillo que sea, con él se crea un antecedente de que la posesión del inmueble fue otorgado mediante arrendamiento.  No quisiera sonar exagerado, pero, con independencia de si es un  contrato de arrendamiento o no, si tu deseo es obligar a alguien, ese alguien debe firmar (consentimiento), aunque sea en una servilleta.  

Utilizar un contrato de papelería.

Me considero el enemigo número uno de los contratos de papelería, podrá sonar contradictorio, pues en un punto anterior te he dicho que sí vas a obligar a alguien, que por lo menos “firme su consentimiento en una servilleta”, y es la verdad, sin embargo, eso que dije es solo para en caso de emergencia. 

No es que esté mal usar los contratos de papelería, está pésimo. Podrán existir algunos que ya se hayan modernizado y que no estén fundamentados en la constitución de 1857. es probable que no sea completo. 

Utilizar un machote mal redactado, mal interpretado o mal fundamentado.

Supongamos que te interesa hacer un contrato más completo, debes asegurarte que la legislación sea adecuada a la de tu localidad, por más que vivamos en el mismo país todos los Estados cuentan con su propia legislación. 


Te recomiendo: Requisitos de un contrato de arrendamiento.


No hacer una relación de los accesorios que integran el inmueble.

Hacer un listado de los accesorios que integran el inmueble y el estado en el que se entregan. Pues, no tendrá excusa de desconocer las condiciones en que se le entregó la finca. Incluso sería una excelente idea hacer uso de la tecnología, agregando fotografías de los accesorios y en general del inmueble al expediente.

Es importante mencionar que algunos objetos por uso natural se desgasten, en estos casos, basta en llegar un acuerdo con el arrendador desde la firma del contrato, incluyendo en la cláusula de la relación de accesorios mencionada anteriormente, que ya sea él arrendatario se haga cargo de los desgastes o tú, con ello evitarás conflictos con el arrendador una vez que este entregue el inmueble

No seleccionar adecuadamente a tu arrendatario. 

“Caras vemos, intenciones no sabemos”; no me gusta ser alguien que juzgue por la apariencia, sin embargo, considero que hoy en día es muy necesario, por lo menos, indagar un poco en la vida de las personas a las que les estamos entregando nuestro patrimonio.

Anuncios

No obstante, como arrendador, podremos hacer, diligentemente, lo necesario para seleccionar un arrendatario, lo más adecuado posible. En la mayoría de los casos me atrevo a apostar, cuando la intención de la gente es: dañar, no restaurar daños, pagar impuntual y el favorito de muchos, no pagar; ello lo harán a pesar de lo bien que hagamos las cosas. No lo digo infundirte temor, sino para hacer conciencia. 


¿Para que las dudas?

Solicita una clase de prueba ¡YA!

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s