Jurisdicción Voluntaria | M. A. Sánchez.


La vía de tramitación, en un juicio, es un presupuesto procesal que nos ayuda a diferenciar los requisitos establecidos por la ley, mediante los cuales se regirán las partes durante el juicio, es decir, de una manera burda, las reglas del juego en un procedimiento judicial.

Alguna vez escuche a un docente de la facultad de derecho ejemplificar a la acción y la vía de tramitación de los juicios ante el órgano jurisdiccional, y era, tan fácil, como lo siguiente: Qué la acción es la solución o medicina y la vía de tramitación es la inyección a través de la cual se suministra la solución o medicamento.

La obra “Lexico Jurídico para Estudiantes” de Mónica Ortiz Sánchez y Virginia Pérez Pino, denomina a la jurisdicción voluntaria como a aquellas actuaciones que son atendidas por los órganos jurisdiccionales en las que, normalmente, no existe litigio u oposición entre las partes, dado que, si el mismo fuese planteado, el expediente será declarado contencioso y remitidas las partes al proceso correspondiente para que ventilen la cuestión litigiosa.

Anuncios

Por otro lado, la legislación procesal de mi localidad, es decir, el Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco:

Art. 954.- La Jurisdicción Voluntaria, comprende todos los actos en que, por disposición de la ley o por solicitud de los interesados, se requiere la intervención de un Juez o del Notario Público que aquél designe como su auxiliar quien para ese efecto tendrá las mismas facultades que al juez le confiere la ley, sin que se haya promovido ni se promueva cuestión alguna entre partes determinadas, exceptuándose los actos de posesión en los que sólo intervendrá el juez o el auxiliar autorizado, cuando así lo exija la ejecución de una sentencia o en los demás casos en que la ley expresamente lo autorice o disponga.

Ahora bien, ¿Qué simil encontramos entre la primera y la segunda definición? Qué las partes interesadas acuden al órgano jurisdiccional para promover, sin que exista controversia alguna, la realización de diversos trámites previstos por la ley, en los que es necesario la intervención de un juez.

Anuncios

Algo que me llama mucho la atención y aquí hago un paréntesis para preguntarte querido lector, desde donde me lees, al fedatario público ¿también se le confieren las facultades para desahogar este tipo de diligencias o trámites?.

Entiendo, desde un punto de vista personal, que en este caso el legislador instó por la practicidad e incluso, quitarle trabajo al juzgador, que si bien, me permites agregar este comentario fuera de lugar, aquel, por lo menos lo digo aquí en Jalisco, actualmente, actualmente se encuentra desfasado.

De acuerdo con una jurisprudencia civil de la SCJN que leí por ahí, pude apreciar que una característica más de las diligencias que desmenuzamos en este artículo, es decir, la jurisdicción voluntaria, esta la definen como aquella instancia legal sui géneris en la que no existe controversia alguna por resolver, sino que atañe a una mera constatación o demostración de hechos o circunstancias.

En contraste encontramos que la diferencia entre la Jurisdicción Voluntaria con la contenciosa es relativo al desacuerdo en relación con un derecho y que, para dilucidarlo, es necesaria la intervención de un juez. Tal y como lo podemos apreciar en la siguiente tesis:

JURISDICCIÓN VOLUNTARIA. SU DIFERENCIA CON LA CONTENCIOSA.

La vía de jurisdicción voluntaria no sólo es apta para realizar actos de mera constatación de hechos. La jurisdicción voluntaria se ejerce también, entre otros casos, en tratándose de actos que requieran de una formación especial o de especiales garantías de autoridad, como sucede cuando la eficacia jurídica de la voluntad privada se subordina a una confirmación de parte del Estado sobre la legalidad del acto; en la inteligencia de que la esencia de esta clase de jurisdicción consiste en que se ejerce frente a un solo interesado o por acuerdo de dos o más interesados, inter volentes, esto es, entre personas que ocurren al Juez faltando la pugna de voluntades y, por ende, estando ausentes los elementos de un litigio. A diferencia de la jurisdicción contenciosa, que se ejerce inter invitos, es decir, entre o sobre los que no estando de acuerdo tienen que acudir a juicio a pesar suyo o contra su voluntad.

Lo más importante es que haya sido de tu comprensión, ¿lo fue? Si es asi dame un like y comparte. De antemano agradezco tal gesto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s