LA “CAJA CHINA” | Por Jorge Álvarez Banderas


El anuncio que efectúa el señor López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos en relación al contagio del virus SARS-CoV2 COVID-19 nos permite reflexionar en que institución pública será atendido ¿INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL? ¿INSTITUTO DE SEGURIDAD Y SERVICIOS SOCIALES DE LOS TRABAJADORES AL SERVICIO DEL ESTADO? o ¿en el INSTITUTO DE SEGURIDAD SOCIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS MEXICANAS? En cualquiera de las anteriores instituciones de salud puede ser atendido como primer mandatario o jefe de las fuerzas armadas mexicanas.

            Cuando el presidente estadounidense Donald Trump se contagió de COVID-19, fue atendido en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, donde estuvo tres días, llegó y se fue en helicóptero, le hicieron diversas pruebas y recibió oxigeno, esteroides y un tratamiento experimental con anticuerpos, todo lo anterior se estima tiene un costo en el mercado de salud norteamericano de cien mil dólares, un equivalente a dos millones de pesos mexicanos; señaló que haber contraído COVID-19 “fue una bendición de Dios”.

            El anuncio que hizo este mandatario, con el realizado por su médico generaron una serie de suspicacias respecto de en qué momento exacto se contagió y cuando le confirmaron el positivo, al no coincidir lo manifestado por uno y otro de manera cronológica; lo anterior es importante, para poder identificar donde y con quien estuvo, para alertar a estas personas y romper el esquema de contagio.

            En México, el presidente López, solamente dio a conocer que estaba contagiado, que mostraba síntomas leves y que ya estaba en tratamiento médico, apenas el pasado viernes, se mostraba sin cubre bocas en una reunión con otras personas también sin protección alguna, sin cuidar una sana distancia entre ellos, haciendo una llamada al presidente Biden; este tipo de irresponsabilidades tienen un costo económico con cargo al erario público, a costa de los contribuyentes mexicanos, en el momento en que son atendidos en las instituciones de salud, pudiendo haberlo evitado, pero no, al parecer resultaba de mayor importancia sus giras sin utilizar la protección debida. Mis mejores deseos.

Por Jorge Álvarez Banderas. Encuéntralo en Twitter como @lvarezbanderas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s