7 DE MARZO | Jorge Álvarez Banderas


Anuncios

El 7 de marzo de 1815 en el otrora Santiago-Ario de la Intendencia de Valladolid (hoy Ario de Rosales, Michoacán) se instalaba el primer Supremo Tribunal de Justicia para la América Mexicana (Supremo Tribunal de Justicia), resultado de la observancia del Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana de 22 de octubre de 1814, mejor conocido como Constitución de Apatzingán.

Con la instalación del Supremo Tribunal de Justicia, quedaron establecidos los tres Poderes del Supremo Gobierno de la insurgencia mexicana (Legislativo, Ejecutivo y Judicial), el cual ordenó acuñar una medalla con la leyenda inscrita: Por la Libertad, para conmemorar dicho suceso; este Supremo Tribunal de Justicia de la insurgencia mexicana estuvo integrado por los Magistrados Mariano Sánchez Arriola, como su presidente; tres magistrados, José María Ponce de León, Antonio Castro y Mariano Tercero; un secretario, Pedro José Bermeo; y un oficial mayor, Juan Nepomuceno Marroquín.

Anuncios

La estancia del Supremo Tribunal de Justicia en Santiago-Ario fue breve, porque el 5 de mayo llegaron las fuerzas realistas al mando de Agustín de Iturbide y tomaron la plaza. Así pues, el tribunal fue establecido de julio a septiembre en Puruarán y, como el cargo de presidente debía cambiarse por sorteo cada tres meses entre los magistrados, el siguiente presidente fue Antonio Castro quien permaneció hasta septiembre de 1815, cuando Ponce de León ocupó el puesto.

Ante la persecución realista, el 25 de mayo tuvieron que huir. Por esta razón, el Supremo Tribunal de Justicia tuvo que residir temporalmente en Uruapan, Huetamo y Tlalchapa. Luego, camino a Tehuacán, Morelos fue aprendido en Temalaca por los realistas al intentar proteger a los miembros del Supremo Gobierno Insurgente; posteriormente, fue conducido a la ciudad de México, en donde fue juzgado y sentenciado a morir fusilado en San Cristóbal Ecatepec el 22 de diciembre de 1815.

A pesar de este suceso, dos nuevos magistrados fueron nombrados: Nicolás bravo y Carlos María de Bustamante, aunque ninguno de ellos ejerció el cargo porque el General Manuel Mier y Terán disolvió los tres poderes del Supremo Gobierno de la insurgencia mexicana comandada por el Siervo de la Nación.

Aunque el Supremo Tribunal de Justicia pretendía conocer todos los asuntos de la “América Mexicana”, es decir de todas las intendencias de la nueva España, en realidad solo tuvo casos en Valladolid, hoy estado de Michoacán, así como algunos asuntos de las intendencias de México y de Guanajuato. Este histórico suceso quedó registrado en los anales del Poder Judicial de la Federación como una fecha significativa, pues simboliza el antecedente inmediato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en nuestro país; en este día se conmemora el día del juzgador en la nación mexicana, a todos los verdaderos impartidores de justicia en cuanto servidores de la nación, mi gratitud…

Por Jorge Álvarez Banderas. Encuéntralo en Twitter como @lvarezbanderas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s